Cada euro gastado en evitar el tabaquismo ahorra 55 en sanidad

Un estudio recoge 20 años de campañas en California. La tasa de fumadores del Estado es del 13%, frente a un 30% de España

California puede presumir de ser líder en la lucha antitabáquica: líder en iniciar campañas, en prohibir publicidad, en crear espacios sin humo. Pero también puede presumir de resultados: frente a tasas del 30% de adultos fumadores en España, la suya era, en 2008, del 13,3%, según el Comité para el Control del Tabaco de California.

El esfuerzo no les ha salido gratis. Un estudio de la Universidad de California en San Francisco que publica PLOS One calcula que entre 1989 y 2008 ha gastado 2.400 millones de dólares (unos 1.780 millones de euros). Pero el trabajo también ha calculado los ahorros en atención sanitaria, y ahí está la gran noticia: representan 134.000 millones (casi 100.000 millones de euros). Es decir, por cada dólar o euro gastado se han ahorrado 55.

El beneficio ha ido subiendo con los años, y en 2008 (último del estudio) se calcula que se ahorraron 25.000 millones de dólares (unos 19.000 millones de euros).

Las campañas comenzaron en 1988 con una fuerte campaña publicitaria con tres mensajes: la nicotina es adictiva, el humo de segunda mano es nocivo, y las tabacaleras mienten, recoge el trabajo. Luego se fueron incorporando las siguientes medidas.

Para obtener sus datos, los investigadores compararon la situación de California con otros 38 estados de EE UU que no habían adoptado ese tipo de programas.

Los datos son un buen indicador para España, un país con una población (47 millones) ligeramente superior a la californiana (38 millones).

COMENTARIO. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. SEMERGEN. CNPT

Es una noticia muy interesante que hay que transmitir a los profesionales de la salud, a los gobernantes y a la población general española. La creencia es que el estado español recauda mucho dinero por los impuestos del tabaco, pero se desconoce lo que se gasta en sanidad y en costes sociales. Dicen los economistas que fumar no es un negocio para el estado. En España no hay campañas de sensibilización sobre el tabaquismo, y dado que esta enfermedad ocasiona una elevada morbimortalidad , habría que hacer un gran esfuerzo para realizar dichas campañas, e informar a la población de que el tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica, y que si la persona fuma, lo más importante es abandonar el consumo de tabaco lo antes posible, para evitar enfermar e incluso morir, y sobre todo mostrar los beneficios que se obtienen al dejar de fumar.