Escocia prohíbe las máquinas de tabaco y la exhibición de cajetillas en los supermercados

El 29 de abril entra en vigor una ley que prohibe la exhibición en supermercados y la venta en máquinas.

El 29 de abril entrará en vigor la ley aprobada por el parlamento escocés que prohíbe la exhibición de tabaco y cualquier producto relacionado con su consumición en supermercados, según ha informado el diario 'La Vanguardia'. De esta manera, las tiendas podrán continuar vendiendo tabaco a los mayores de 18 años, tal y como establece la ley, pero sin promocionarlo a la vista de los clientes. El mismo día las máquinas expendedoras de tabaco también dejarán de ser legales. El incumplimiento de la ley puede suponer multas de hasta 6.000 euros para los establecimientos.

La nueva legislación también afectará a los pequeños comerciantes, pero para ellos no entrará en vigor hasta el 6 de abril de 2015, ofreciéndoles un tiempo razonables para "hacer los cambios necesarios", según palabras del ministro de Salud en Escocia, Michael Matheson. De momento, sólo afecta a los establecimientos comerciales con más de 280 metros cuadrados.

La ley se implementará con la intención de eliminar la tentación de fumar de los más jóvenes. Según datos del parlamento escocés, se estima que fuman alrededor de un 24% de los jóvenes de entre 16 y 24 años, una cifra ligeramente más alta a la global en Reino Unido. En el país británico se calcula que unos 300.000 jóvenes menores de 16 años prueban el tabaco cada año.

La exhibición de cajetillas de tabaco estaba prohibida en los supermercados del resto de Reino Unido desde abril de 2012. Sin embargo, en Escocia un recurso legal presentado por la compañía tabaquera británica Imperial Tobacco obligó a retrasar su aplicación. La compañía alegó que la medida se excedía de las competencias del parlamento escocés, por lo que primero debía de ser sujeto a la aprobación del parlamento de Westminster. Asimismo, la multinacional se mostró escéptica en cuanto a la efectividad de la medida a la hora de frenar el consumo de los jóvenes que se inician al tabaco. El tribunal rechazó el recurso, indicanco que el objetivo de la normativa era "reducir el atractivo y la disponibilidad del tabaco", no la venta del producto a aquellos que se están en edad legal de adquirirlo.

El laborista escocés Richard Simpson aplaudió el rechazo al recurso de Imperial Tobacco: "Mientras que el decrecimiento del número de fumadores escoceses es bienvenido, retirar el tabaco de la vista abierta es un paso crítico para ayudar a reducir la sensación de que estos productos son tan aceptables como los demás que se venden en los supermercados".
Escocia fue pionera en Reino Unido en la lucha contra el consumo de tabaco. La prohibición de fumar en lugares públicos cerrados está en vigor desde el 26 de marzo de 2006, en un momento en el que el 30% de su población de cinco millones de personas fumaba, la tasa más alta que alcanzó nunca el país. En el resto de Reino Unido la prohibición fue efectiva en 2007.

COMENTARIO. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. SEMERGEN. CNPT

Sin lugar a dudas es muy importante la regulación de los puntos de venta de tabaco. La mayor accesibilidad al tabaco influye en el consumo y desde luego en el inicio del consumo de tabaco en los jóvenes.

Los puntos de venta del tabaco en España durante los últimos años se han ido incrementando.
Sería partidario de que el tabaco se vendiera exclusivamente en las expendedurías, es decir en los estancos. Porque en caso contrario, como está ocurriendo en nuestro país, se vende tabaco en lugares donde está prohibido su consumo