Un bufete de abogados estudia denunciar al Ministerio de Sanidad por muertes relacionadas con el tabaco

El bufete estudia emprender acciones legales después de que afectados por la perdida de familiares, presuntamente fallecidos por afecciones relacionadas con el hábito tabáquico, se hayan puesto en contacto con su sede en Sevilla.

Un bufete de abogados estudia denunciar al Ministerio de Sanidad por muertes relacionadas con el tabaco, después de que afectados por la perdida de familiares, presuntamente fallecidos por afecciones relacionadas con el hábito tabáquico, se hayan puesto en contacto con su sede en Sevilla.

Según informa Fernando Osuna, abogado del Bufete Osuna, encargado de estudiar la denuncia, concretamente se trata de dos personas de Palma de Mallorca y cuatro afectados de Valencia, todos «vinculados a distintas asociaciones antitabaco». «Tras contactar con nosotros a través de dichas asociaciones estamos estudiando la posibilidad de interponer acciones legales, bien denuncia o querella, contra altos cargos de la Administración central y de la Administración autonómica por permitir tolerar, o no impedir, que se introduzcan determinadas sustancias que tiene efectos muy negativos», ha explicado.

Osuna espera que, de presentarse, las acciones legales se podrían interponer dentro de 15 días a un mes, ya que «habría que últimar muchas cuestiones»; asimismo, ha admitido que hay posibilidades de que se sumen más demandantes, «porque hay mucha gente afectada, mucha gente que ha muerto y mucha gente con patologías serias, y mucha gente solidarizada con esta causa».

La demanda a estudiar se basa en que «se considera que los consumidores no han sido debidamente informados de los efectos perjudiciales y la nocividad del tabaco». Ante esta situación, los denunciantes, «cansados de la actitud pasiva y negligente de las autoridades sanitarias», han decidido dar un «paso al frente» y denunciarlas por permitir que «se introduzcan muchas sustancias nocivas y adictivas» en el tabaco.

La denuncia directa contra el Ministerio se realiza al entender que «forma parte de las funciones de Sanidad el velar por la salud de los españoles, especialmente la de los menores al ser los más vulnerables y los que más fácilmente pueden caer en esta adicción». Para estos afectados, según señala, es «absolutamente intolerable», que el Estado «mire hacia otro lado» en un asunto de tanta repercusión social y sanitaria «dando primacía al efecto recaudatorio del tabaco por encima de la salud de los españoles, máxime cuando es por todos conocidos que alrededor del 80% del precio del tabaco corresponde a impuestos».

De esta manera, ha censurado que las autoridades sanitarias se «olvidan de los cuantiosos gastos que acarrea el tabaquismo a las diferentes Administraciones Públicas» y lo que, a su juicio, es «más grave las numerosas vidas que arrebata el tabaco cada año, fundamentalmente por diferentes enfermedades cancerígenas, cardiovasculares y respiratorias». Finalmente, ha apuntado que a la espera de que se unan más afectados en esta «lucha», los seis citados afectados están decididos a iniciar una «ardua batalla» en los tribunales para que «de una vez por todas, se tomen medidas en este asunto y se ponga así el punto y final a esta lacra social, que es el tabaquismo».

Por su parte, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha mostrado su «respeto total y absoluto». Fuentes del Ministerio consultadas por Ep han recordado que el Gobierno ha incorporado al derecho español todas las normativas europeas en materia de lucha contra el tabaquismo y, además, actualmente hay una ley en vigor -la Ley antitabaco- que da protección al ciudadano contra el tabaquismo pasivo en el ámbito laboral y en espacios públicos.

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Semergen. CNPT

Una noticia muy interesante que se debería extender a más denuncias de muchos afectados
Además se debería ampliar a otros países e incluso a nivel mundial, para que tuviera mucha repercusión. Como es posible que un producto que produce tanta mortalidad y tantas enfermedades, esté autorizado por el Ministerio de Sanidad, para su comercialización, distribución y venta, que incongruencia. Porque a pesar de las advertencias de las cajetillas, esta medida es insuficiente. Es como si una persona entrase en una tienda para comprar una lata de sardinas y encontrase una leyenda en la caja, que dijera, las sardinas matan!!

El Ministerio de Sanidad, responde en la noticia que ya hay una legislación que protege del tabaquismo pasivo, esta es otra cuestión. El Ministerio debe velar por la salud y establecer todas las medidas sanitarias para conseguirla, que en materia de tabaquismo son  insuficientes.