Desmantelan una fábrica ilegal de tabaco que podría producir 1,1 millones de cajetillas

De haberse vendido todos los cigarrillos el fraude ascendería a tres millones de euros

En la Operación Jaula han sido detenidas seis personas, de las cuales cuatro de ellas están en prisión sin fianza. De haberse vendido todos los cigarrillos el fraude ascendería a tres millones de euros. En total, se han intervenido 16.500 kilos de picadura de tabaco

La Agencia Tributaria ha desmantelado la primera fábrica ilegal de tabaco en España, que se encontraba ubicada en una nave industrial de Coslada. En total, se han intervenido 16.500 kilos de picadura de tabaco, una cantidad con la que se podría producir 1,1 millones de cajetillas de cigarrillos.

El precio de venta de la cantidad de picadura intervenida es superior a 2,5 millones de euros, aunque si se hubieran vendido los cigarrillos derivados de esa mezcla ascendería a 3 millones de euros.

Durante la operación, que tuvo lugar el viernes y que ha sido denominada «Operación Jaula», se procedió a la detención de seis personas, de las cuales cuatro han sido enviadas a prisión sin fianza. Estas cuatro personas -un español, un ucraniano y dos polacos-se encontraban dentro de la nave en el momento de la operación mientras que las otras dos, de nacionalidad polaca, se encontraban en un camión.

Todos ellos fueron puestos a disposición judicial inmediatamente acusados de un presunto delito de contrabando por tenencia y producción ilegal de labores de tabaco. A pesar de que el contrabando de este tipo es un fenómeno reciente en España, en el resto de Europa «no es nada nuevo». Desde 2004 se han detectado y desmantelado 54 fábricas en la UE. Además, durante este año se han desmantelado dos factorías ilegales en la UE, una en Lituania y otra en Holanda. Fuera de la Unión es «bastante habitual» en Rusia y Ucrania.

Según la directora del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, María Pilar Jurado, la aparición de este fenómeno en España está «asociado a la crisis económica» y en particular, a la disposición de naves industriales baratas, de personas dispuestas a trabajar en un «negocio paralelo» y la «pérdida de poder adquisitivo» de la población. Por su parte, el secretario general de Operaciones del Departamento de Aduanas, Manuel Montesinos, ha afirmado que responde a «la necesidad de satisfacer esa demanda de cigarrillos más baratos».

Jurado también ha precisado que lo que se estaba llevando a cabo en la fábrica era el proceso inicial de la producción de cigarrillos, consistente en la elaboración de la mezcla, y que no se ha encontrado maquinaria en la nave para la elaboración de cigarrillos.

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Semergen. CNPT

Un problema el del contrabando del tabaco que va en aumento, que se ha agravado en Europa por la crisis económica y por la pérdida del poder adquisitivo de las personas fumadoras, que siguen enganchados al consumo de tabaco, y en un elevado porcentaje necesitan adquirir tabaco más barato. Sin embargo qué diferencia hay entre la producción y venta del tabaco legal y del tabaco ilegal, me refiero en su incidencia en la salud pública y en la salud individual. Cuando escuchaba esta noticia me llamó mucho la atención que el locutor decía que era un delito contra la salud pública, me refiero a la fábrica ilegal del tabaco, y otro delito contra hacienda. Claro está, la producción y venta del tabaco legal, no es un delito, pero produce muertes y enfermedades en todo el mundo. Es un negocio permitido en todo el mundo, que genera muchos ingresos a los estados, pero que también genera muchos gastos y lo que es más importante, pérdida de vidas humanas.