Valentín Fuster rechaza que fumar sea una cuestión de libertad

El prestigioso cardiólogo rechazó que el consumo de tabaco sea un asunto de libertad del fumador, alegando a que afecta 'económicamente' a la sociedad

El prestigioso cardiólogo español Valentín Fuster rechazó hoy que el consumo de tabaco sea un asunto de libertad del fumador, alegando a que afecta "económicamente" a la sociedad, a la salud de los que le rodean y es causa "número uno" de mortandad.

El prestigioso cardiólogo español Valentín Fuster rechazó hoy que el consumo de tabaco sea un asunto de libertad del fumador, alegando a que afecta "económicamente" a la sociedad, a la salud de los que le rodean y es causa "número uno" de mortandad.
Para Fuster, lo prioritario debe ser promover la salud, por lo que dijo que "no acepto bajo ningún concepto, en este caso, el tema de yo soy libre de hacer lo que quiera".

El director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), de Santander (norte de España), respondió así a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se pueda modificar la ley antitabaco para poder atraer a España inversiones en el sector turístico.
En su opinión, la promoción de la salud es "una necesidad" y "una obligación" no solo de las administraciones públicas sino también de los ciudadanos, y abogó por fomentar los hábitos de vida saludables desde edades tempranas, para que la conducta de los adultos del futuro "sea distinta a la actual".

Por otra parte, el también director del Instituto Cardiovascular del Centro Médico Mount Sinai, de Nueva York, defendió la "valía" de los investigadores españoles y dijo que en el campo de la investigación en España "se está haciendo mucho", aunque reconoció que "se podría hacer más si existiese la posibilidad económica".

"Tenemos que motivar a la gente joven para que sean los investigadores del futuro y motivar a los niños para que vean la salud como una prioridad", concluyó.

Fuente: Agencia EFE

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Semergen. CNPT

Efectivamente, el eminente cardiólogo Valentín Fuster tiene toda la razón. En primer lugar, alude al término libertad del fumador, y es que una persona que está enganchada al consumo de tabaco, como la que es adicta a otra sustancia, no tiene la capacidad de decidir sobre fumar o no fumar, ya que el tabaquismo es una enfermedad crónica y adictiva, que generalmente se adquiere en la juventud, y que se perpetúa durante muchos años, y que aunque el fumador reconoce el perjuicio que le ocasiona sobre su salud, le cuesta mucho plantearse realizar un serio intento de abandono del consumo de tabaco.

En segundo lugar, y como era de esperar, alude como buen cardiólogo a fomentar estilos de vida saludables, y que fundamentalmente consiste en: no fumar, comer saludablemente, realizar ejercicio físico, no estar grueso y beber con mucha moderación. Porque de esta forma se ayudará a no padecer hipertensión, hipercolesterlemia, diabetes, obesidad, y diversos tipos de cáncer.