Los fumadores españoles son los quintos en el pódium a nivel mundial

El informe publicado este lunes por el EAE Business School coloca a España en el ránking mundial de consumo de cigarrillos, un total de 2.357 por persona al año.

Irlanda, Grecia, Alemania, Austria y Dinamarca son los países que más gastan en tabaco, con cifras de gasto anuales de 565 euros, 409 euros, 383 euros, 362 euros y 362 euros respectivamente.

Los países que se encuentran a la cola en cuanto al gasto en tabaco son México, Brasil, Bulgaria, Lituania y Rumania, con las cifras de 29 euros, 35 euros, 89 euros, 97 euros y 117 euros al año, respectivamente.

Los países que mayor crecimiento han registrado en cuanto al gasto en tabaco con respecto al mismo estudio publicado el año anterior son Lituania, China, Bulgaria y Brasil, ascendiendo en un 69%, 39%, 38% y 34% respectivamente. España, por su parte, registra un crecimiento del 34%,  incremento que no se traduce en su totalidad con el consumo de tabaco, si no por el aumento de las tasas impuestas en la venta.

Los que más gastan no son los que más consumen

Según estos datos España se encuentra en el número 12 de la tabla entre 31 países, con un gasto en tabaco de 204 euros anuales, puesto que asciende al número 5, si se mide el número de cigarrillos consumidos, superada por Grecia, Eslovenia y Bulgaria, y seguida de Japón.
Los ciudadanos de estos países, entre los que nos encontramos, consumen un total de 2.766, 2.537, 2.392, 2.357 y 2.246 cigarrillos al año respectivamente.

La variación de la posición de España en la tabla demuestra que las fuertes diferencias en cuanto al gasto por persona y el consumo por persona se deben a las políticas fiscales aplicadas en cada país .

El mayor crecimiento con respecto al número de cigarrillos consumidos por países se registra en Rumanía, Finlandia, Alemania y Hungría, que han superado en un 21%, 21%, 19% y 18% el número de cigarrillos consumidos el año anterior. España se mantiene en el nivel intermedio con un crecimiento del 3%. Los datos más bajos se registran en Eslovaquia, Letonia y Lituania, con un crecimiento de sólo el 1%.

Los checos son los que más beben

Los checos son los mayores bebedores de alcohol en el mundo con una cifra de 162 litros por persona al año, lo que equivale a 3,4 litros a la semana. En el ranking les sigue Irlanda, Alemania, Austria y Gran Bretaña con un consumo de 143, 141, 141 y 117 litros, respectivamente.
Por el contrario, los más abstemios están en India, China, Brasil, México y Japón que consumen al año 2, 31, 57, 63 y 74 litros de alcohol.
En comparación con los datos recogidos en 2011, el consumo de alcohol ha descendido en India, China, Brasil, Eslovenia y Suecia con caídas entre el 41% y el 5%.

Los países que mayor crecimiento han registrado en consumo de alcohol son Hungría, Reino Unido, Irlanda, Grecia y Letonia, con un aumento entre el 14 y el 21%.

Los españoles son los más ahorradores en el juego

En cuanto a la industria del juego, son Canadá, Italia y Japón, con cifras de 383€, 347€ y 265€  los que mayores índices registran en gasto.
Los que menos juegan son chinos, belgas y españoles. Todos por debajo de los 100€ en consumo de juego por habitante, con 61€, 74€ y 73€ respectivamente.

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Miembro del CNPT

El primer aspecto a destacar en relación a este artículo es que consumo de tabaco, consumo de alcohol y juego se asocian con elevada frecuencia. El segundo aspecto es que España en cuanto a consumo de cigarrillos ocupa un lugar alto en el mundo. Es muy importante tener en cuenta además del consumo de cigarrillos, el gasto por persona en relación al tabaco, pues como muy bien indica el artículo, Irlanda es uno de los países que más gasta en tabaco, aunque hay que reconocer que en dicho país también está a la cabeza en cuanto al precio de la cajetilla de tabaco. Otro punto que hay que destacar es que se debe tener en cuenta el consumo de otras modalidades de tabaco, como por ejemplo el tabaco de liar, o el tabaco de pipa. En cualquier caso, y pese a la crisis económica que atravesamos, el fumador adicto a la nicotina, se adapta a la subida de precios del tabaco, y sigue consumiendo tabaco. Por desgracia, la crisis y el menor poder adquisitivo de las personas, hace que más fumadores intenten dejar el consumo de tabaco, realizando un serio intento de abandono y solicitando ayuda a los profesionales sanitarios, ésta sí que es una buena y gran noticia, el dejar de fumar.