Prohibir fumar en los casinos reduce el número de ataques al corazón

Un estudio realizado por cardiólogos americanos muestra cómo las llamadas a los servicios de emergencia se redujeron en un 20%

Cuando en el estado de Colorado comenzó la prohibición de fumar en sus casinos, las llamadas al servicio de emergencias para solicitar una ambulancia realizadas desde estos centros de juego disminuyeron un 20% en el condado de Gilpin. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y publicado en «Circulation».
Esta caída en el número de llamadas a ambulancias fue similar a la que se produjo dos años antes, en 2006, cuando entró en vigor la ley que prohibía fumar en lugares públicos. «La razón es que la inhalación de humo incrementa la posibilidad de formación de coágulos de sangre que pueden bloquear las arterias y provocar ataques al corazón» explica el director del «Center for Tobacco Control Research and Education» y profesor de cardiología en la Universidad de California, Stanton Glantz.
 
Para realizar este estudio, los investigadores examinaron el impacto en la salud de las personas tras la aprobación de la ley antitabaco en casinos, centrándose en el número de llamadas para solicitar el servicio de una ambulancia realizadas en el condado de Gilpin (Colorado), destino turístico con 26 casinos, la mayor concentración de lugares de juego del estado.
Ley antitabaco en Colorado

En 2006 se aprobó en el estado de Colorado la ley que prohibía fumar en lugares públicos, incluidos lugares de trabajo, restaurantes y bares. Con esta aprobación las llamadas a ambulancias desde estos emplazamientos descendieron un 22,8%. Los casinos, sin embargo, fueron excluidos de esta norma.
En 2008 se amplió la ley, y se prohibió fumar en casinos, momento en el que las llamadas desde estos lugares al servicio de emergencia cayeron un 19,1%.
«El hecho de que hubiera cambios en las llamadas recibidas por los servicios de emergencias al tiempo que se produjo el cambio de ley es una clara evidencia de que esta norma es la causante de este descenso» asegura Glantz. «Los casinos han estado frecuentemente exentos de la legislación que exige ambientes libres de humo, exponiendo a empleados y clientes al riesgo de sufrir un ataque al corazón, de asma y otros efectos en los fumadores pasivos» continúa. «El mensaje para las autoridades es claro: poner fin a las excepciones en los casinos. Ellos han llevado a un importante número de personas al hospital, algo completamente evitable».
Para la primavera de 2013, veinte estados habían ya aprobado las leyes que exigen ambientes libres de humo en instalaciones de juego, mientras otros 28 estados continúan con regulaciones parciales.
 
«Durante décadas la American Heart Association ha apoyado con fuerza leyes que exigían lugares públicos y de trabajo sin humos» afirma Nancy Brown, directora ejecutiva de la asociación. «Aplaudimos a los legisladores de Colorado por proteger a los trabajadores y clientes y conseguir que más estados e incluso tribus nativas americanas sigan su ejemplo» concluye.
Fuente: reuters
Comentario: Adelaida Lozano Polo. Miembro del CNPT
 
Desde hace años tenemos evidencias científicas de los efectos beneficiosos que aportan los espacios sin humo y por ello el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS, así como la medida MPOWER, hacen especial atención a la promoción de estos espacios para proteger la salud de toda la población. Es conocido que los espacios sin humo contribuyen al abandono de tabaco, y lo que es quizás más importante modifican la norma social de fumar contribuyendo a reducir el inicio al consumo de tabaco entre la población juvenil. Por otra parte, son la única medida efectiva para evitar los efectos perjudiciales de la exposición al humo ambiental de tabaco como son los infartos de miocardio, los problemas respiratorios o el cáncer de pulmón. En este sentido en España ya tenemos evidencias que han mostrado como la actual Ley de tabaco ha reducido la mortalidad por infarto de miocardio y el número de ingresos por ASMA en menores.
 
Sin embargo continuamente tenemos noticias que sugieren un cambio en la ley de tabaco, aun siendo la medida de salud pública más efectiva que se ha llevado a cabo en los últimos años. Este cambio no sólo afectaría a las personas que usaran los espacios donde se permitan fumar y a sus trabajadores sino que rompería el efecto positivo de la ley al modificar la norma social de no fumar que la actual ley ha conseguido.
En esta noticia se hace mención a un estudio realizado en Colorado y recientemente publicado en Circulation  Se ha analizado el efecto de la ley de tabaco que prohibía fumar en varios entornos aunque lo permitía en casinos de tal manera que observaron que en el resto de establecimientos había una reducción del número de urgencias sanitarias no encontrándolas en los casinos.
 
Posteriormente se prohibió fumar también en los casinos y se procedió a analizar como había influido en el número de llamadas a ambulancias por urgencias relacionadas con la exposición al humo ambiental de tabaco, encontrando una reducción del 20%. Estos datos son interesantes no sólo por el hecho de que corrobora que los espacios con humo de tabaco son perjudiciales para la salud, sino porque muestran como una medida legislativa que regula el consumo de tabaco provoca beneficios inmediatos.
 
Desde el CNPT consideramos que es preciso que se tenga en cuenta todas las evidencias científicas existentes a la hora de tomar decisiones que afecten a la salud de la población, y por tanto que no se tienen que hacer concesiones a determinados sectores para que se permita fumar en su interior por el bien de toda la ciudadanía, ni en Eurovegas, ni en ningún otro entorno de uso público, sino que debemos ir avanzando hacia espacios 100% sin humo.