EL CNPT y las organizaciones europeas de prevención del tabaquismo denuncian las presiones sobre la D.E. de Tabaco

El Parlamento Europeo pospone la votación (debía celebrarse el próximo martes) hasta mediados de octubre

Sospechan que el retraso de la votación en la Eurocámara se debe a presiones de las industrias del tabaco y de los cigarrillos electrónicos.

Las excusas formales son la cercanía de las elecciones alemanas y que a los eurodiputados no les ha dado tiempo a estudiar la propuesta 

Madrid, 6 de septiembre de 2013

El retraso hasta mediados de octubre de la votación que el Parlamento Europeo tenía previsto --desde hace meses-- celebrar el próximo martes sobre la Directiva Europea del Tabaco, ha sido acogido con recelo por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que sospecha, como sus homónimos europeos, que las excusas formales --el no disponer los eurodiputados de tiempo para estudiar la propuesta y las cercanas elecciones alemanas— esconden una maniobra de fondo de las industrias del tabaco y de los cigarrillos electrónicos, interesadas en retrasar, debilitar y diluir la nueva normativa. 

Hay que recordar que el Comité de Medio ambiente y Salud Pública del Parlamento Europeo respaldó por una amplísima mayoría el pasado mes de julio las principales medidas propuestas por la Comisión Europea: las advertencias con imágenes que cubran el 75% de la cajetilla, la prohibición de los aditivos que añadan o enmascaren sabores, la prohibición de los cigarrillos finos o  “slim”  y orientar la regulación de los cigarrillos electrónicos como productos farmacéuticos si se demuestra su efectividad y seguridad.

Desde el CNPT, que agrupa a 35 sociedades científicas y asociaciones del ámbito sanitario, manifestamos nuestra decepción por este retraso en la aprobación de la nueva directiva, que relacionamos con la ofensiva y presión que se ha venido desarrollando sobre los eurodiputados europeos desde diversos sectores.

“¿Si ha habido poco tiempo para estudiar las propuestas, por qué  sólo se ha  retrasado la votación de la Directiva sobre productos del tabaco y  no se han pospuesto el resto de temas importantes del orden del día del pleno de Septiembre?” se pregunta el Dr. Francisco Rodríguez Lozano, Presidente de CNPT,  que apostilla: “ Esperemos que las instituciones de la UE no dejen de funcionar cada vez que Alemania o cualquier otro Estado miembro lleve a cabo unas elecciones. No tiene sentido.”

El CNPT entiende que la nueva Directiva de Tabaco, sin ser una propuesta totalmente perfecta, representa un paso decisivo en la buena dirección, principalmente porque recoge medidas clave de protección y prevención en la juventud como prohibir los saborizantes o el mentol, aumentar el tamaño de las advertencias... Asimismo, la prohibición de los cigarrillos “slims” parece una excelente medida, dirigida principalmente a la reducción  del consumo de tabaco entre la población femenina.

AUMENTAN LAS PRESIONES

Desde los inicios de la epidemia del tabaquismo se han observado las maniobras utilizadas por la industria tabacalera en pro del consumo de tabaco y dirigidas a frenar las medidas legislativas de control y prevención. Estas presiones no sólo no han ido a menos, sino que se han venido incrementando a medida que se proponían nuevas estrategias de prevención avaladas científicamente. Las tácticas de la industria del tabaco han sido reveladas en contundentes informes internacionales y no se detienen ante nadie.

Los argumentos, orquestados desde intereses lejanos, que plantean algunos sectores productivos carecen de base, especialmente en España, donde la producción y comercialización del tabaco tienen una dimensión reducida, y no es un sector clave en ninguna comunidad autónoma. Por lo demás, y si se ponen datos económicos sobre la mesa, los profesionales de la salud sostenemos que no deben olvidarse entonces las 55.000 muertes anuales, los más de 15.000 millones de euros gastados en la atención a las enfermedades causadas por el tabaco, el absentismo laboral y la pérdida de productividad, etc., todo lo cual supera con creces las contrapartidas que en términos de empleo, recaudación, impuestos, etc., que conlleva esta nefasta adicción.

Los beneficios del tabaco para las arcas públicas son pues falaces, lo que de paso contribuye a desmontar la teoría de quienes justifican la relajación al respecto invocando la actual coyuntura económica.

La credibilidad de la Eurocámara y las instituciones europeas depende de la capacidad de los eurodiputados para sobreponerse a la presión de ciertos “lobbys” muy cercanos --cuando no implicados-- con la industria tabaquera y sus adláteres. Su determinación e independencia hará que sigamos avanzando en toda Europa en la prevención del tabaquismo. Lo contrario, además de un menoscabo institucional, supondría un retroceso para la salud de todos.