Despedido un trabajador por fumar en los vestuarios de la empresa

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha declarado procedente el despido de un trabajador de una empresa alimentaria que fue sorprendido fumando en los vestuarios.

En la resolución, que revoca la dictada en instancia, además de recoger la prohibición genérica de la Ley 28/2005, en los centros de trabajo públicos y privados, “con lo que la empresa no puede ser tolerante con dicha práctica pues media un imperativo legal”; subraya el Convenio Colectivo de Industrias de Conservas Vegetales, que considera falta Muy Grave (Art. 52.9) “Fumar en los lugares en que esté prohibido por razones de seguridad e higiene. Esta prohibición deberá figurar muy claramente en los lugares indicados por medio de carteles, banderas o cualquier otro sistema conveniente”.

El trabajador había sido sancionado anteriormente por una falta grave del artículo 51.11 del Convenio Colectivo por provocar un accidente laboral (18-2-09) y por una falta leve del artículo 53.1 del Convenio Colectivo por desobediencia (27-12-10).

La sentencia puntualiza que la empresa pertenece al sector de alimentación, “lo que enfatiza la necesidad de la mayor higiene”. Y, en este caso, se consideró probado que en las instalaciones de la empresa existen carteles con la prohibición de fumar en todo el recinto; y en concreto, en la entrada del vestuario de caballeros existe un cartel con la leyenda “Prohibido fumar. Real Decreto 192/1988″, y otro indicando que “Tras las últimas auditorías recibidas por parte de diversos clientes y entidades, hemos recibido numerosas no conformidad y avisos por tabaco. Se recuerda que está prohibido fumar en todo el recinto. En caso de nuevas incidencias se actuará con toda la severidad que permita la Ley contra las personas que no respeten estas normas, incluido el despido procedente si fuera necesario”.

Por último la resolución subraya, además, que no cabe desconocer que en un vestuario existen normalmente prendas combustibles, lo que desaconseja la existencia de cualquier medio de ignición como puede ser un cigarrillo encendido, que afecta a la seguridad.

Fuente: diario jurídico

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Miembro del  CNPT

Con frecuencia se fuma en lugares prohibidos en los centros de trabajo, que suelen ser cuartos de baño, almacenes y vestuarios. La ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, no da lugar a dudas, prohibiendo fumar en todos los lugares de los espacios cerrados en cualquier lugar de trabajo, ya sea público o privado.

En este caso con más motivo ya que se trata de una empresa alimentaria. Por otro lado, conviene muchas veces insistir en que no se fume, además de por la salud, por la seguridad, de esta manera se insiste en que aquellos lugares con ropa, materiales inflamables, etc, que  fumar entrañaría más riesgo.