Si hay excepciones la tendencia será a no cumplirla

Expertos señalan que un cambio abrirá la puerta a nuevas excepciones. Una modificación reducirá los beneficios detectados con la prohibición

¿Qué beneficios genera la actual ley antitabaco sobre la salud? ¿Cuanto más restrictivas, mayor impacto sanitario? Diferentes estudios médicos muestran que la legislación contra el tabaco consigue, además de reducir el número de fumadores, un espacio ambiental libre de humo y con ello un menor número de ingresos por patologías cardiovasculares y respiratorias.

En todo el mundo fallecen 600.000 personas cada año por la exposición al humo del tabaco. En nuestro país esta cifra se sitúa entre los 1.200 y los 3.200 fallecimientos por esta causa.

Se estima que la regulación del tabaco en la hostelería disminuye su consumo en un 4-5% lo que se traduce en 1.000 fallecimientos menos al año.

"Hemos comprobado que en estos seis años ha habido un millón menos de fumadores. Puede que esto no sea totalmente achacable a la ley, porque en los países desarrollados la tendencia es a una disminución del consumo del tabaco, pero sí que ha tenido impacto", señala Francisco Camarelles, vicepresidente de la Comisión Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

El cumplimiento en España de la actual ley oscila entre le 96% y el 99% en todas las comunidades autónomas.

Camarelles, experto en tabaco y especialista en Atención Primaria enumera una serie de investigaciones que no sólo demuestran que una normativa antitabaco reduce el número de fumadores sino que evita ingresos y gastos en el sistema sanitario. "Un estudio realizado el primer trimestre de entrada en vigor de la última ley aprobada en España, la de 2010, mostraba que tan sólo en el Hospital de La Paz, en Madrid, el número de ingresos por asma infantil se redujo un 15%. Otro trabajo, realizado en la Comunidad Valenciana, evidenció que entre 2006 y 2012 había descendió el número de infartos de miocardio un 11%".

Este impacto positivo se ha detectado en otros países y con otras leyes. Según un análisis de 33 legislaciones de diferentes, cuyos resultados publicó la revista 'Circulation', las leyes antitabaco son asociadas con un 15% menos de ingresos por infartos de miocardio y un 16% menos de hospitalizaciones por ictus. Además, este trabajo constata que cuanto más restrictiva es la norma mayor es el beneficio sobre la salud.

Se trata de un efecto a una menor exposición al tabaco. Según un estudio realizado en la Universidad de Zaragoza, la contaminación en locales de hostelería se ha reducido considerablemente después de la implantación de la ley de 2010. En los bares esa contaminación bajó de una presencia de 209 microgramos por metro cúbico a 26, observándose un descenso similar en pubs y restaurantes.

El efecto sobre el gasto sanitario también es otro factor a tener en cuenta. En Alemania, que cuenta con una ley menos restrictiva que la española, un estudio evidenció que un año después de la implementación de la normativa antitabaco se generó un ahorro de 2,5 millones de euros por la reducción en el número de ingresos por angina de pecho y de 5,2 millones por el descenso de infartos. No es un hecho aislado, en Escocia, con una legislación más dura, la reducción de ingresos por ataques al corazón fue del 17%, el doble que en Alemania.

"Cambiar la ley supondrá pasar de una norma muy clara a otra más confusa. Si hay excepciones la tendencia será a no cumplirla", afirma Camarelles. Para Esteve Saltó, vicepresidente también del CNPT, "cualquier vuelta atrás será negativo. Sospechamos que podría inducir una petición del sector de la restauración para estar incluidos dentro de esa excepción. Sería la puerta de entrada a una legislación más tolerante en otros sectores, no estrictamente los del juego. Además, un modelo de pecera, donde los fumadores estén aislados del resto de personas (incluidos los trabajadores), es difícil de conseguir en ciertos locales y es poner al fumador en unos niveles de exposición al tabaco muy elevados aumentando mucho los riesgos para su salud".

Fuente: El mundo salud