Las Vegas Sands abandona el proyecto de Eurovegas en España

El Ejecutivo central aclara que no está dispuesto a revertir toda la inversión que realizara, más las perdidas que se podrían generar ante un posible cambio normativo

El Gobierno ha rechazado las condiciones planteadas por la empresa Las Vegas Sands, promotora de Eurovegas, por lo que el macrocomplejo de juego, ocio y negocios no se construirá en la localidad madrileña de Alcorcón.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que las nuevas condiciones puestas encima de la mesa por Sheldon Adelson tanto de naturaleza fiscal como de blindaje de la inversión eran inasumibles por el Ejecutivo central, la Comunidad de Madrid y la Comisión Europea y  no tienen encaje jurídico ni en el derecho español ni en el comunitario.

Por ello, ha dicho, el Gobierno central, el de la comunidad autónoma y el de la Comisión Europea han coincidido en el rechazo de estas últimas condiciones exigidas para ubicar Eurovegas en Madrid, "que eran consideradas innegociables por la compañía Las Vegas Sands, pero no pueden ser asumidas por ninguna de las tres administraciones".

La vicepresidenta ha subrayado que el Gobierno tiene la obligación de atraer a España la mayor inversión extranjera posible, pero también la de preservar los intereses generales de todos los españoles.

Sáenz de Santamaría ha incidido en que las normas fiscales no pueden ser modificadas "ad hoc" y ha dicho que "asumir un blindaje jurídico respecto a cambios normativos no es posible", porque las Cortes son soberanas y las mayorías parlamentarias cambian.

El Gobierno "va a seguir trabajando intensamente" para atraer la inversión extranjera, ha señalado Sáenz de Santamaría, quien ha informado de que, según datos del Banco de España, entre enero y septiembre, nuestro país ha recibido 21.684 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 124 %.

La vicepresidenta ha insistido en que España está "en un momento muy bueno para las inversiones extranjeras", y ha asegurado que hay muchos inversores que, dentro del marco jurídico, consideran que pueden invertir aquí. "España ha vuelto; ha vuelto con confianza, con credibilidad y son muchos los inversores extranjeros que sin exigir nada están viniendo a nuestro país", ha resaltado.

Adelson pretendía que el Ejecutivo español asumiera todas las pérdidas del proyecto en caso de que este fuera deficitario. Además, quería que Las Vegas Sands pudiera recuperar toda la inversión realizada si cambiaban las condiciones del proyecto en mitad de su construcción. También solicitaba una compensación económica si el complejo no podía llegar a buen término

La versión de Sheldon Adelson

Desde la compañía se ha tratado de evitar la polémica remitiéndose al comunicado oficial firmado por Sheldon Adelson: "Hemos reiterado una y otra vez que nuestro proceso de desarrollo interno dictaría el resultado de una posible propuesta de desarrollo en España. Ese proceso ha sido extremadamente exhaustivo y mientras que el Gobierno y muchas otras personas han trabajado diligentemente en este esfuerzo, no vemos un camino que pueda conducir a obtener los criterios necesarios para sacar adelante este desarrollo de gran escala. Como resultado, ya no perseguiremos esta oportunidad", dijo el Chairman y CEO de Las Vegas Sands, Sheldon G. Adelson.

"Estamos agradecidos a las muchas personas que han dedicado tiempo y energía en un intento de llevar este desarrollo a buen término. El Gobierno de España, en concreto la Comunidad de Madrid, ha trabajado de forma continua en esta oportunidad con los intereses de los españoles en mente y deberían ser elogiados", dijo Michael Leven, Presidente y Chief Operating Officer.

El empresario Sheldon Adelson no ve el negocio claro en España y, en cambio, ve mejores perspectivas en Asia, sobre todo en Japón y Corea, aunque no precisa si negocia con esos países un proyecto como el de Eurovegas.

La ley del tabaco como 'cortina de humo'

Ninguna de las versiones hace mención a la polémica renovación de la ley del tabaco que, durante las negociaciones, parecía un tema insalvable entre la Administración nacional y Las Vegas Sands. Al parecer las diferencias en materia económica -en algunos círculos incluso se venía hablando de que Adelson no disponía del dinero necesario para colocar la primera piedra- han pesado más que el aspecto del tabaco definiendo la polémica como una mera 'cortina de humo'.

Cronología del fracaso

El consejero delegado de Las Vegas Sands, Michael Leven, anunció en febrero la confirmación oficial de Alcorcón (Madrid) como sede de Eurovegas, cuya primera fase debería haber comenzado a construirse a finales de este año, según los planes iniciales.
Entonces, Leven anticipó una inversión de 2.686,5 millones de euros propios -3.600 millones de dólares- en la primera fase del macroproyecto de ocio, un 35 % de su coste total.

En los últimos meses responsables de la Comunidad de Madrid han venido reclamando en reiteradas ocasiones al Gobierno que realizara las modificaciones precisas "lo antes posible" para permitir la implantación de Eurovegas. Entre ellas una modificación de la ley antitabaco, para garantizar así un "marco jurídico" que haiciera posible la puesta en marcha de Eurovegas.
Las Vegas Sands presentó el pasado 25 de julio -con varios meses de retraso- el estudio de viabilidad" del proyecto y en septiembre tuvo que salir al paso de los rumores y negar que tuviese problemas de financiación. "Nada ha cambiado" respecto a su proyecto de implantación en Madrid, señalaron.

Con el sueño se desvanece un proyecto que inicialmente contemplaba una primera fase con cuatro resort que debería estar finalizada en 2017 que daría trabajo de forma directa o indirecta a 80.000 personas, según los promotores. La segunda parte de Eurovegas se ampliaría a seis casinos, 12 complejos vacacionales con 3.000 habitaciones hoteleras cada una, zonas de reuniones, convenciones y teatros, y cada zona vacacional costaría entre 2.500 y 3.000 millones de dólares.

Comentario del CNPT:

Es una excelente noticia para el control del tabaquismo que finalmente el gobierno nacional no haya cedido a las presiones de Las Vegas Sands, entre las que se encontraba cambiar la actual ley de tabaco española. Consideramos que esta decisión ha sido la más sensata teniendo en cuenta los efectos negativos que tendrían las modificaciones legislativas que la empresa exigía. No olvidemos que sólo en la cuestión relacionada con el consumo de tabaco, el cambio de la Ley nos haría retroceder en prevención del tabaquismo.
Una Ley que ha contribuido a reducir el número de casos de asma, infartos agudos de miocardio y cardiopatías isquémicas, así como los ingresos hospitalarios por estas causas, repercutiendo en una disminución del coste sanitario debido a las hospitalizaciones por estas tres patologías.

Son numerosas las evidencias que muestran que la legislación de tabaco española es beneficiosa para la población fumadora y no fumadora, y por tanto no se debe permitir ningún tipo de retroceso en la misma, sino todo lo contrario que ha de mantenerse e ir avanzando para conseguir una sociedad más libre de tabaco.

Eurovegas se había planteado como una amenaza para esta importante medida de salud pública al querer volver a permitir fumar en espacios cerrados de uso publico, por tanto aplaudimos la paralización del proyecto.