El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte entre las asturianas de 55 a 64 años

Décadas después de la incorporación femenina al tabaco, las mujeres empiezan a mostrar un patrón de mortalidad similar al de los hombres

Lo vienen advirtiendo los especialistas desde hace algunos años: la incorporación masiva de las mujeres al hábito de fumar acabaría por dejar consecuencias nefastas en materia de salud pública en el futuro. Pues el futuro ya está aquí. En el Principado, las asturianas de 55 a 64 años fallecen principalmente de cáncer de pulmón, una enfermedad asociada directamente al consumo de tabaco y que hasta hace no tanto era casi una exclusividad entre los hombres. En 2011, 80 mujeres fallecieron en Asturias por este tumor. De ellas, 34, es decir, el 42% del total, tenía entre 55 y 64 años. Es la primera causa de mortalidad femenina en este tramo de edad, seguida del cáncer de mama, con 20 fallecimientos; colon, con otros 18 y ovario y páncreas, con 16 y 15 respectivamente. Son mujeres que en la mayor parte de los casos comenzaron a fumar siendo jóvenes y que arrastraban tras de sí décadas de tabaquismo, como ocurrió con los varones a mediados del siglo pasado.

Pero hay más. El cáncer de pulmón a punto está de convertirse también en el primer motivo de mortalidad entre las asturianas un poco más jóvenes: las de 45 a 54 años. Según el último ránking de causas de muerte que acaba de publicar la Consejería de Sanidad, el correspondiente a 2011, en este sector de edad el tumor pulmonar se sitúa en segundo lugar, a poquísima distancia del cáncer de mama, que se mantiene primero. Los datos estadísticos indican que en ese año 24 asturianas murieron por un cáncer de pecho y 22 por uno de pulmón. El resto de causas se divide entre cirrosis, enfermedades del corazón y tumores de ovarios. De mantenerse al alza esta tendencia de mortalidad que muestran las estadísticas de 2011, es más que factible que el cáncer de pulmón se convierta en la principal causa de mortandad en las asturianas de 40, 50 y 60 años.

Comentario. José- Luis  Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Miembro del CNPT

Efectivamente como indica la noticia, los que trabajamos en la prevención del tabaquismo, llevamos advirtiendo hace muchos años que la  incorporación de la mujer al consumo de tabaco, traería consecuencias graves en el ámbito de la salud, en este caso concreto, en el aumento  exponencial de la mortalidad por cáncer de pulmón en las mujeres.

Teníamos una referencia muy interesante y de mucho peso, consumo de tabaco de forma masiva en el hombre, y aumento del cáncer de pulmón a los 20 y 30 años posteriores. Solo tenía que seguir la  mujer este patrón del hombre para conseguir este resultado tan  desastroso
Se han realizado pocas campañas de prevención  del tabaquismo dirigidas  a las mujeres, para que no se inicien en el consumo de tabaco, o que dejen de fumar.

Por otro lado la industria del tabaco se ha encargado de promocionar y de dar publicidad a los cigarrillos para que se consuman por las mujeres, mediante mensajes engañosos.