La comisión de Salud respalda el acuerdo sobre la directiva del tabaco

Estas normas ponen al día la directiva sobre el tabaco con nuevas exigencias

Salud pública
 
La comisión de Salud Pública del Parlamento Europeo ha respaldado este miércoles el acuerdo con el Consejo para desincentivar el consumo de tabaco entre los jóvenes. Estas normas ponen al día la directiva sobre el tabaco con nuevas exigencias. En este sentido, todos los paquetes deberán incorporar una advertencia sanitaria que cubra al menos el 65 por ciento de las caras frontal y trasera. Además, los cigarrillos electrónicos quedarán regulados como productos medicinales si se presentan con propiedades curativas o preventivas o bien como productos del tabaco.
 
“Sabemos que son los niños y no los adultos los que empiezan a fumar. A pesar de la tendencia a la baja en el número de fumadores adultos en la mayoría de los Estados miembros, las cifras de la Organización Mundial de la Salud revelan tendencias al alza en los fumadores jóvenes en algunos países. Debemos hacer que las compañías de tabaco dejen de dirigirse a los jóvenes con un surtido de productos de moda”, ha dicho la ponente Linda McAvan (S&D, Reino Unido).
 
Los eurodiputados han aprobado por 47 votos a favor, 7 en contra y 4 abstenciones el acuerdo provisional en primera lectura alcanzado con la Presidencia Lituana del Consejo el pasado 16 de diciembre, confirmado dos días más tarde por los Estados miembros.
  
Advertencias sanitarias

La legislación vigente exige que las advertencias sanitarias cubran al menos el 30 por ciento del área frontal del paquete y el 40 por ciento de la trasera. El texto acordado incrementaría este porcentaje hasta el 65 por ciento en ambos casos. Por su parte, los paquetes de menos de 20 cigarrillos quedarían prohibidos.
 
Cigarrillos electrónicos

Tal y como propusieron los eurodiputados, los cigarrillos electrónicos quedarán regulados como productos medicinales en aquellos casos en que se comercialicen como poseedores de propiedades curativas o preventivas. En este caso, no podrán contener más de 20mg/ml de nicotina. También se autorizarán los cartuchos recargables, aunque con una cláusula que permitirá a la Comisión prohibirlos si al menos tres Estados miembros los vetan en sus respectivos países.
 
Aditivos y sabores

El texto votado prohíbe los cigarrillos y tabaco de liar de sabores que los hagan más atractivos a través de un “aroma característico”. La Comisión deberá presentar una lista con sabores admitidos. Por su parte, el mentol se prohibirá a partir de 2020. Los aditivos esenciales para la producción del tabaco, como el azúcar, seguirán estando aceptados. Además los aromas se permitirán para las pipas de agua.
 
Mortalidad

Doce años después de la entrada en vigor de la actual directiva del tabaco, el tabaquismo sigue siendo la principal causa de mortalidad evitable, con 700.000 muertos anuales. Durante estos años, las medidas para desincentivar el consumo de tabaco han ayudado a reducir el número de fumadores del 40 por ciento de la UE15 en 2002 al 28 por ciento de la UE28 en 2012.
 
Próximos pasos

El pleno del Parlamento Europeo tiene previsto votar el texto acordado la semana del 10 al 13 de marzo en Estrasburgo. Los Estados miembros dispondrían de un plazo de dos años desde la publicación de las nuevas normas para transponerlas a sus legislaciones nacionales.
 
Fuente: Oficina de prensa del Parlamento Europeo

Comentario del CNPT 
 
Ya queda menos para la aprobación definitiva de la Directiva Europea de Tabaco. Esta Directiva va a suponer un paso más en prevención y control del tabaquismo. Su principal énfasis se centra en la prevención al inicio del consumo de tabaco. Para ello incorpora medidas muy importantes como prohibir la venta de empaquetados con menos de 20 cigarrillos, incrementar las advertencias sanitarias o prohibir el uso de aromatizantes. Aunque en este último caso, hay que tener en cuenta que la prohibición del uso del Mentol como aromatizante no entrará en vigor hasta el año 2020. Además consideramos que ha obviado otras cuestiones como la restricción del cigarrillo ultrafino, especialmente dirigido a la población femenina.

Por otra parte en el caso de los cigarrillos electrónicos, opinamos que se queda demasiado flexible para homogenizar la regulación a nivel Europeo, dado que deja en manos de la industria el hecho de ser considerado como un producto del tabaco o un producto medicamentoso. Lo que si que es urgente en este tema, es avanzar en las restricciones sobre la publicidad de estos dispositivos para evitar que se conviertan en una nueva entrada al consumo de nicotina en menores y por tanto al consumo de tabaco.

Más información en:

http://www.europarl.europa.eu/oeil/popups/ficheprocedure.do?reference=2012/0366(COD)&l=en

http://www.europarl.europa.eu/meetdocs/2009_2014/documents/envi/dv/envi20140122_tobacco_agreed_text_/envi20140122_tobacco_agreed_text_en.pdf