Más fumadores por culpa de la crisis en Andalucía

Uno de cada tres andaluces sigue consumiendo tabaco, una droga que mata a 16.000 personas cada año en Andalucía

La crisis no sólo deja impacto económico negativo, también ha provocado un retroceso en la erradicación de algunos usos sociales perniciosos. Así, el consumo de tabaco, por el que fallecen cada año en Andalucía 10.000 personas de forma directa y 600 por su exposición al humo ambiental, ha experimentado un «leve repunte» en la región durante el periodo de crisis económica, según informó ayer la consejera andaluza de Salud, María José Sánchez en la presentación de la última Encuesta Andaluza de Salud disponible, 2011-2013.

El consumo de tabaco, que cada año produce en Andalucía 3.460 casos de cáncer de pulmón y de boca, afectaba en Andalucía al 33,8 por ciento de la población mayor de 16 años en el año 2000, cifra que tras su regulación —la prohibición de su consumo en locales públicos—se redujo en 4,8 puntos, hasta el 29 por ciento. Pero durante el periodo de crisis económica el consumo se ha vuelto a elevar en casi dos puntos, hasta el 30,9 por ciento, nivel en el que se halla estabilizado.

En Andalucía, el consumo a diario es superior en hombres, el 36,8 por ciento, que en mujeres, el 25,2 por ciento. Sin embargo, en una desagregación por sexo, se pone de manifiesto que el consumo ha disminuido en hombres por primera vez, mientras que ha aumentado en mujeres. Estas cifras indican que «en la lucha contra el tabaquismo hay que intensificar el enfoque de género», en palabras de la consejera Sánchez Rubio.

La consejera también destacó el aumento de forma clara del porcentaje de personas que han intentado dejar de fumar, tanto entre la población femenina como masculina, alcanzando a más del 47 por ciento de la población fumadora. También se ha producido un aumento considerable en el número de personas fumadoras que confiesan haber recibido consejo médico para dejar de fumar —más de un tercio de las personas fumadoras—, según los datos de la Encuesta Andaluza de Salud 2011-13, para la que se entrevistó a 6.507 mayores de 16 años.

Valorando los datos desde 1999, la consejera calificó como«estabilizado» el consumo de tabaco en la región, un dato que no ha considerado satisfactorio. Asimismo, la consejera también se refirió a las inspecciones realizadas durante 2013, periodo en el que se llevaron a cabo 63.918 controles en materia de tabaquismo, con un porcentaje general de cumplimiento superior al 98 por ciento.

El número de inspecciones para verificar el cumplimiento de la normativa en establecimientos fue de 59.228 (Almería: 5.115; Cádiz: 12.071; Córdoba: 11.820; Granada: 2.041; Huelva 3.594; Jaén: 8.692; Málaga: 6.529; Sevilla: 9.366). El porcentaje de cumplimiento de la normativa es casi el 99 por ciento (un 98,94%). Por su parte, en los centros sanitarios se han realizado 3.005 inspecciones, igualmente con un porcentaje muy alto de cumplimiento, del 98,14 por ciento.

Del mismo modo, en el sector de las personas mayores, con discapacidad, sin hogar, drogodependientes y atención al menor, se han acometido 1.461 inspecciones y el porcentaje de cumplimiento ha alcanzado igualmente el 98 por ciento. Y, por último, en hoteles, hostales, pensiones y apartamentos tuvieron lugar 224 inspecciones, con un grado de cumplimiento de casi el cien por cien.

Las delegaciones territoriales recibieron 1.203 denuncias, lo que ha dado inicio a 1.105 expedientes, de los cuales se han resuelto 860 con sanción (930.916 euros en total).

En cuanto a la atención al tabaquismo desde el ámbito sanitario, hay que destacar que todos los centros de Atención Primaria ofrecen intervención básica y 624 profesionales —298 médicos y 326 enfermeras pertenecientes a 423 unidades de gestión clínica— son referentes en esta materia. Además, durante el pasado año 388 centros de atención primaria han realizado 52.132 intervenciones avanzadas individuales y 378 centros han desarrollado 12.988 sesiones de terapia grupal avanzada.

Durante el pasado año han participado en intervenciones individuales o avanzadas 138 profesionales de atención primaria; 100 docentes de la comunidad educativa 229 personas con trastorno mental grave; 24 personas en privación de libertad y 253 mujeres embarazadas.

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Miembro del  CNPT

La encuesta andaluza de salud nos ofrece unos datos muy interesantes y favorables. Aunque explica el informe que hay un repunte en el consumo de tabaco, debido a la crisis económica, esta situación ya es conocida por los informes oficiales de salud pública, que explican que las personas que se encuentran en situación de desempleo consumen más drogas .

Sin embargo los demás datos son muy favorecedores, de esta forma se explica que aumenta el porcentaje de personas que quieren dejar de fumar, que se ha producido un aumento considerable de las personas fumadoras que han recibido un consejo sanitario, y se sabe que dicho consejo es la medida más coste-efectiva que se puede realizar en el tabaquismo, y que es suficiente un mensaje breve de 2  A 3 minutos para conseguir abstinencia en los fumadores., en torno al 5% de los que lo reciben. También explica el informe que el grado de cumplimiento de la legislación vigente es muy elevado, en los distintos locales. Por último queda reflejada la intervención en tabaquismo desde los centros de atención primaria, ofreciendo intervenciones básica y avanzada, y se han desarrollado casi 13.000 sesiones de terapia grupal avanzada. Sin lugar a dudas este es el camino a seguir.