Los lores británicos apoyan prohibir que se fume en coches que transporten niños

La propuesta, surgida de la oposición laborista, pretende evitar que los más pequeños se conviertan en fumadores pasivos

La Cámara de los Lores del Reino Unido votó hoy a favor de una propuesta de la oposición laborista para impedir elconsumo del tabaco en los automóviles que transporten a niños, con el fin de evitar que sean fumadores pasivos.

La iniciativa, apoyada por 222 miembros de la Cámara alta ante el rechazo de 197, es una enmienda a la Ley de Niños y Familias propuesta por el Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas.

El consumo de tabaco en los puestos de trabajo y en los lugares públicos cerrados está prohibido en el Reino Unido desde hace más de cinco años, y desde entonces los políticos han planteado la necesidad de extender la medida a los coches con niños.
La enmienda aprobada hoy no llevará necesariamente a que se prohíba el consumo de tabaco en coches que transporten a menores de 18 años en el Reino Unido.

Pero sí otorga poderes al Ministerio de Sanidad para que pueda aprobar regulaciones que conviertan en delito que el conductor de un vehículo «fracase a la hora de impedir fumar dentro del coche cuando está presente un niño».

Según la Asociación Británica del Pulmón, unos 185.000 niños de entre 11 y 15 años se ven expuestos en este país a «concentraciones potencialmente tóxicas» procedentes del tabaco que se fuma en los coches de sus familias.

La propuesta fue presentada por lord Hunt, que la calificó de una medida para «proteger a los niños» aunque el interior de un vehículo sea considerado propiedad privada.

«Un solo cigarrillo fumado dentro de un coche en marcha, con la ventana medio abierta, expone a un niño que esté en el asiento de atrás a, más o menos, dos tercios del mismo humo que se respira en un pub lleno de tabaco», apuntó el lord laborista.

Expertos médicos han recordado que los pulmones de los pequeños son más vulnerables cuando están en un lugar cerrado donde se fuma, lo que incrementa las posibilidades de que desarrollen asma, resfriados e incluso cáncer de pulmón.

Comentario. José-Luis Díaz-Maroto Muñoz. Médico. Miembro del  CNPT

Seguimos por el buen camino con la legislación sobre tabaquismo.

Ya que la tendencia es a que todos los ciudadanos queden protegidos del humo del tabaco. No podía ser de otra manera que los niños también sean protegidos del tabaquismo pasivo.

En este sentido, quedarían los vehículos y los domicilios particulares como lugares donde los niños pueden sufrir más agresiones en este sentido. Si se está educando a los padres para que sus hijos vayan en los vehículos de forma segura, que se coloquen en los asientos traseros en sillas homologadas y bien sujetos para hacer prevención ante posibles accidentes de tráfico, de la misma manera habrá que educar a los padres para que sus hijos cuando viajen en los coches puedan respirar aire libre de humo de tabaco, evitando el tabaquismo pasivo.