La mortalidad por infarto varía hasta en un 50% entre las diferentes comunidades autónomas

Navarra presenta la menor tasa (6,06%), mientras que Valencia posee la más alta (9,57%)

En el año 2011 ingresaron en los diferentes hospitales públicos de nuestro país 46.994 infartos agudos de miocardio (IAM) y 85.353 episodios de insuficiencia cardiaca congestiva (ICC). Tras analizar estos datos, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha puesto de manifiesto importantes desigualdades entre Comunidades Autónomas con respecto a la asistencia.

Según los datos presentados este miércoles en rueda de prensa, existen disparidades muy importantes entre regiones, llegando a hasta un 50% de diferencia. Así, Navarra presenta la menor tasa de mortalidad por infarto (6,06%), mientras que Valencia posee la más alta (9,57%). La media de todo el país se sitúa en torno al 7,84% .

"Las Comunidades que cuentan con un programa autónomo de atención al infarto de miocardio tienen las tasas más bajas de mortalidad en estas enfermedades. Por tanto es importante que se establezcan programas integrados de organización asistencial con participación de diversos profesionales sanitarios y, en particular, de la enfermería comunitaria", ha afirmado José Ramón González-Juanatey, presidente de la Sociedad Española del Corazón (SEC) durante el encuentro con la prensa.

En los últimos 30 años, ha mantenido el presidente de la SEC, la esperanza de vida tanto en hombres como en mujeres ha aumentado en casi seis años. "Cuatro de los cuales se deben a avances en la medicina cardiovascular", ha dicho. La mitad de estos avances en se deben fundamentalmente a cambios en el estilo de vida: la política que se ha hecho con la sal, la reducción del tabaquismo etc. En definitiva, a la prevención. Y la otra mitad a los progresos en el Sistema Sanitario de Salud. Por ello, ha insistido este experto, debemos preocuparnos por la homogenización en todas las comunidades autónomas. "Que la crisis no afecte al mayor logro de nuestro país que es el Sistema de Salud Público", ha asegurado.

La coordinación, fundamental

En el caso concreto del infarto agudo de miocardio, IAM, la tasa media de mortalidad intrahospitalaria en España, estandarizada según riesgo, se sitúa en el 7,84%. Navarra (6,06%) Cataluña (6,96%) y Castilla La-Mancha (7,28%) son las comunidades que menos mortalidad presentan. Por el contrario, Comunidad Valenciana (9,57%), País Vasco (8,71%) y Andalucia (8,33%) son las que más mortalidad presentan. En 2011 se produjeron 358.088 estancias hospitalarias por infarto agudo de miocardio, encontrándose la media estatal en 7,62 días. En cuanto a los reingresos a 30 días por infarto, la media española se encuentra en el 6,09%.

La coordinación en red de la atención sanitaria resulta fundamental, han subrayado los especialistas: el intervalo de tiempo que transcurre desde que el paciente sufre un IAM hasta que se le abre la arteria obstruida mediante una angioplastia primaria no debe superar los 90 - 120 minutos. Por ello, han expuesto los expertos, es fundamental contar en los diferentes hospitales con el denominado Código Infarto, que detecta la alarma del paciente y destape la arteria coronaria lo antes posible, antes de los 90 minutos para disminuir la mortalidad y las consecuencias posteriores del infarto.

Por su parte, de la insuficiencia cardiaca congestiva, ICC, es el motivo más frecuente de ingreso hospitalario de enfermedad en España, con 746.000 estancia anuales y una estancia media de 8,74 días, lo que supone un importante gasto sanitario. La tasa media de mortalidad de la ICC es del 9,77%. En este caso, La Rioja (7,30%), Cataluña (7,62%) y el País Vasco (7,915) cuentan con la menor tasa de mortalidad. Por contra, Andalucía (13,28), Cantabria (12,09) y Castilla y León (11,80%) muestran las tasas más altas de todo el país. Por su parte, las heterogeneidades en los reingresos por ICC son de casi el doble entre algunas comunidades autónomas. Por ejemplo, Navarra, 11,91% vs Canarias, 23,64%.

En cuanto a la cirugía coronaria, la SEC también ha apreciado grandes diferencias por comunidades autónomas. Extremadura, País Vasco o Cataluña muestran una mortalidad intrahospitalaria inferior al 4%, mientras que Canarias o Murcia presentan cifras iguales o superiores al 8%.

Medidas de la SEC

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha puesto en marcha varias estrategias que pretenden medir y cuantificar la calidad de la asistencia hospitalaria. Una de las iniciativas es INCARDIO, un programa que pretende contribuir a romper con las desigualdades existentes en las diferentes comunidades. Su presidente, el doctor José Luis López Sendón ha afirmado que se quiere ir un paso adelante y crear una herramienta útil y transparente que permita la comparación de resultados así como la identificación de diferencias y mejoras. "Estamos trabajando con indicadores de calidad mínimos que contarán además con el aval de la Asociación Americana del Corazón y la Sociedad Europea de Cardiología'".

Otro de los proyectos llevados a cabo por esta sociedad científica es InnovaSEC, el cual pretende analizar y definir los atributos que confieren la innovación tecnológica en el área de la cardiología. Según su presidente, el doctor Josep Brugada, "es fundamental definir una propuesta estructurada de incorporación de innovaciones tecnológicas".

En definitiva, todas las propuestas conllevan a dos retos fundamentales. Según el doctor González-Juanatey, en primer lugar se trata hacer mención de toda esta situación a las autoridades y segundo, hacer hincapié en la responsabilidad que tiene el paciente. El paciente además de seguir un tratamiento médico y farmacológico, debe llevar una estilo de vida cardiosaludable que consiste en: alimentación sana y hacer ejercicio para evitar el sedentarismo.

Las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en los países desarrollados, ha recordado el doctor Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC). Pero además, la incidencia ha aumentado también en los países en vías de desarrollo.

"Una de cada dos muertes en Europa se produce por enfermedades del corazón", ha dicho el especialista. Pero también en el continente hay importantes diferencias. Bulgaria, en estas afecciones, tiene un 60% de mortalidad, mientras que Francia tiene un 25%, la tasa más baja. España por su parte, tiene una tasa de mortalidad del 30%. En los hospitales españoles, la causa más frecuente de ingreso en personas mayores de 65 años es la insuficiencia cardiaca, que tiene además el gasto sanitario más alto de una única patología.

Fuente: El mundo

Comentario realizado por Regina Dalmau  González-Gallarza. Cardióloga. Representante de la SEC en el CNPT y Secretaria del CNPT:
 
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en países desarrollados. No obstante, la prevalencia y el pronóstico de estas enfermedades tiene grandes diferencias geográficas tanto a nivel europeo, como a nivel nacional. La mortalidad por patologías tan prevalentes como el infarto de miocardio o la insuficiencia cardiaca puede sufrir grandes variaciones en función de las comunidades autónomas.

Aunque seguramente influyan muchos factores (carga de factores de riesgo en la población, dispersión geográfica, oferta de servicios sanitarios, protocolos de actuación…) la Sociedad Española de Cardiología tiene el firme propósito de homogeneizar la calidad de a asistencia sanitaria. Por ello se ha revalorizado el papel de los programas de prevención y de corrección del estilo de vida, en la línea de promover una alimentación saludable, evitar el sedentarismo y la obesidad, y tratar y prevenir el tabaquismo. También se revaloriza el papel de los protocolos de actuación en patologías como el infarto agudo de miocardio, y la importancia de la coordinación entre los distintos niveles asistenciales y sus profesionales (Atención Especializada, Atención Primaria, Enfermería).

Dentro del Plan Estratégico de la Sociedad Española de Cardiología existen distintos proyectos cuyo objetivo es mejorar la calidad de la atención cardiológica en nuestro sistema sanitario. El proyecto Incardio, coordinado por el Dr. López Sendón, pretende establecer unos indicadores mínimos de calidad asistencial que marquen el camino a seguir para mejorar la atención cardiológica. El proyecto InnovaSEC, coordinado por el Dr. Josep Brugada, analizará el papel de la innovación tecnológica en la mejora de la asistencia cardiológica. El proyecto Mimocardio, coordinado por la Dra. Castro, tiene como objetivo mejorar la comunicación con el paciente para revalorizar su protagonismo en el pronóstico de su enfermedad. Por muy sofisticada y eficaz que sea la atención hospitalaria, si el paciente no asume su papel en el cambio de estilo de vida difícilmente mejorará su pronóstico. La Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón asumen a su vez su papel en la promoción de hábitos saludables, y en la búsqueda de fórmulas que permitan preservar y mejorar la calidad de la atención cardiológica en nuestro sistema de salud.