El Gobierno cambia la ley para que los estancos puedan ser 'chinos'

Los estancos podrán vender otros productos distintos del tabaco que no afecten a la seguridad de los usuarios y a la conservación de las labores de tabaco

"Va a ser un pequeña revolución, En un año prevemos que el canal de distribución de los estancos se cambiará de raíz y se convertirán en tiendas de conveniencia, en pequeños supermercados de proximidad", así lo asegura un experto legal del sector del tabaco que explica que podrán vender desde bebidas alcohólicas hasta comestibles.

La modificación que el Gobierno ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado 10 de septiembre establece una serie de modificaciones en el modelo de distribución del tabaco en España. Entres esos cambios que afectan a la posibilidad de importar directamente de otros países de la Unión Europea labores de tabaco se introdujo de forma muy discreta, una artículo que modifica el estatuto concesional de la red de estancos.

Este artículo establece que sin comunicación previa al regulador del mercado, el Comisionado del Mercado de Tabacos, los estancos podrán vender otros productos "distintos del tabaco que no afecten a la seguridad de los usuarios y a la conservación de las labores de tabaco". Es decir el universo de la venta para los estancos se abre al mismo nivel que en un supermercado.

Hasta ahora los estancos solo estaban autorizados a vender artículos de fumador, y de librería y papelería y todo con la autorización previa, ahora se amplia el universo de la venta y el Comisionado del Mercado de Tabacos solo podrá realizar una labor inspectora a posteriori.

Fuente: 5 días

COMENTARIO DEL CNPT:

Nuevamente una noticia llama nuestra atención por ser un paso hacia atrás en la prevención del tabaquismo. Se ha modificado una normativa para formalizar la solicitud de petición de venta de otros productos distintos al tabaco en los estancos. Anteriormente esta solicitud se debía de hacer a través del Comisionado para la Venta de Tabaco, y ahora hay otro tramite diferente para conseguirlo. El problema no está en la manera de solicitar que en los estancos se puedan vender otros productos, sino en que al amparo de esta nueva legislación diferentes establecimientos se planteen cambiar los productos que venden y comiencen a vender otros distintos del tabaco y que estén dirigidos a colectivos infantiles y juveniles. Ahora mismo, se permite la publicidad y la promoción de productos de tabaco sólo en el interior de los estancos. Si ahora los menores van a acceder a ellos para comprar otras cosas, van a estar expuestos a esta publicidad. De sobra conocemos que la publicidad es el vector que expande la epidemia de tabaco.  Por tanto la industria del tabaco continua buscando formulas para poder realizar publicidad dirigida a nuevos fumadores, es decir a jóvenes y adolescentes.

¿Qué podemos hacer ante esta medida en la que los estancos se pueden conformar como tiendas de conveniencia sin grandes dificultades, más allá del espacio? Pues prohibir la publicidad en su interior y que los productos del tabaco no estén visibles para nadie, tal y como está en otros países de nuestro entorno.
 
El CNPT, tras conocer la noticia y como primera medida, ha solicitado al Ministerio que nos aclare que medidas van a tomar para evitar la promoción, la publicidad y el patrocinio de los productos del tabaco entre la población juvenil, a la vista de que podrán estar sometidos a estas prácticas al entrar en los "nuevos" estancos "multitiendas".