SEFAC presenta el documento de intervención en cesación tabáquica en farmacia comunitaria

Es el primer documento en materia de cesación tabáquica en farmacia comunitaria respaldada por numerosas sociedades médicas

¿Qué puede aportar el farmacéutico comunitario en la cesación tabáquica? ¿Quiénes son los pacientes más indicados para recibir este servicio? ¿Qué estrategias de intervención y qué herramientas puede utilizar el farmacéutico? ¿Cuáles son los mensajes que debe dar para ayudar a dejar de fumar? ¿Cuándo y cómo debe derivar al médico? A estas y otras muchas cuestiones da respuesta el Documento de intervención en cesación tabáquica en farmacia comunitaria que ha realizado la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC).

Este texto, que ha sido presentado hoy en la sede de SEFAC en Madrid, es el primer documento en materia de cesación tabáquica en farmacia comunitaria respaldado por las sociedades médicas de atención primaria Semergen, semFYC y SEMG, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET) y cuenta también con el respaldo del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y la colaboración de la compañía biomédica Pfizer. Jesús C. Gómez, presidente de SEFAC, explica al respecto que «con este documento SEFAC quiere ofrecer un recurso útil para que el farmacéutico comunitario se convierta en una referencia en el abordaje del paciente fumador y gracias a la colaboración de los distintos expertos que han participado se garantiza que las distintas intervenciones se llevan a cabo con la imprescindible coordinación asistencial».
José Luis Díaz-Maroto, coordinador del Grupo de Tabaquismo de Semergen, señala que «este documento marca un hito en la historia del tabaquismo porque contiene todos los elementos necesarios para que el farmacéutico de una manera protocolizada pueda actuar, orientar y aconsejar a los pacientes fumadores para que abandonen el consumo de tabaco».

Ana Mª Furió, coordinadora del Grupo de Abordaje del Tabaquismo de semFYC, apunta que «para enfrentarnos a este importante problema de salud pública es necesario contar con la colaboración de cuantos profesionales sanitarios puedan aportar su experiencia, conocimientos y habilidades, y los farmacéuticos, al igual que los profesionales sanitarios de los centros de atención primaria, se incluyen entre los más accesibles a la población y su intervención puede ir dirigida a cualquiera de nuestros pacientes y a cualquier tipo de fumador».

Se sabe que una breve conversación de entre 2 y 5 minutos de duración con el facultativo puede llegar incluso a duplicar las posibilidades de éxito en el proceso de cesación. Por ello, Segismundo Solano, coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR, también incide en la importancia de la colaboración entre médicos y farmacéuticos: «Para neutralizar la pandemia de tabaquismo, todos los esfuerzos son pocos, por eso desde SEPAR damos la bienvenida a esta iniciativa».
Además del beneficio del abordaje multidisciplinar, las intervenciones en cesación tabáquica también son coste-efectivas: «El coste anual por fumador se estima en unos 415 euros y por cada euro invertido en tabaquismo se ahorran 55 euros en sanidad; por ello, desde el punto de vista económico, la intervención del farmacéutico comunitario puede alcanzar una gran importancia siempre que éste actúe como un agente integrado en el Sistema Nacional de Salud», añade el presidente de SEFAC.

Pacientes de especial interés en la farmacia

El documento aporta información práctica para llevar a cabo el servicio de cesación tabáquica, entre ellos los grupos diana a los que el consumo de tabaco les afecta especialmente bien por empeorar su enfermedad, por interferir en el tratamiento o por agravar efectos adversos, entre ellos los pacientes con patologías respiratorias (un 30% de estos pacientes son fumadores), los enfermos con patología cardiovascular (un 35% de estos pacientes fuma), las personas con problemas dermatológicos, los pacientes con patología psiquiátrica (son personas con un alto consumo de tabaco que llega hasta el 80% en los que sufren esquizofrenia) y las mujeres que consumen anticonceptivos hormonales orales (el tabaco multiplica la aparición de enfermedades cuando se combina con el consumo de estos fármacos).
El texto también repasa aquellas situaciones que pueden facilitar la intervención en cesación tabáquica de los farmacéuticos, por ejemplo, en la indicación farmacéutica en síntomas menores respiratorios, en la medida de parámetros biológicos (presión arterial, colesterol, etc.), en consejo nutricional y durante el seguimiento farmacoterapéutico. Del mismo modo, se incluye información sobre las distintas estrategias y herramientas que puede emplear el farmacéutico comunitario al prestar este servicio (la entrevista clínica, test de Fagerström, etc.) e información sobre los tratamientos existentes (tanto farmacológicos como no farmacológicos) y los criterios de derivación al médico, entre otros aspectos.

Programa CESAR
El Documento de intervención en cesación tabáquica en farmacia comunitaria se enmarca en las actuaciones para impulsar este servicio a través del programa de formación y capacitación CESAR. Este programa que ha impulsado SEFAC, con el apoyo de la compañía Pfizer, se inició en 2013 y consta de formación online, talleres presenciales y registro de casos clínicos. En él participan más de mil farmacéuticos comunitarios de toda España, de los cuales un centenar ya ha concluido el programa con éxito y obtenido su certificado de capacitación que les ayudará para la prestación del servicio de cesación tabáquica en sus farmacias comunitarias. La obtención de este certificado no solo reconoce al farmacéutico su capacidad para realizar la cesación tabáquica sino que le permite acceder también a una hoja de derivación de pacientes avalada por las sociedades médicas.
En estos momentos, 200 farmacéuticos de toda España están registrando casos clínicos con CESAR (más de 400 casos actualmente) y los datos preliminares obtenidos con este programa hasta la fecha reflejan que alrededor del 46 por ciento de los pacientes que inician el servicio de cesación tabáquica en una farmacia comunitaria consiguen dejar de fumar a los seis meses. A la vista de estos resultados SEFAC tiene previsto iniciar próximamente un estudio para analizar el impacto de la intervención farmacéutica en la cesación tabáquica, tanto a nivel sanitario como económico.

Fuente: El farmacéutico

Extracto del Prologo de la Guía realizado por Dr. Francisco Rodríguez presidente del CNPT:
 
"Esta guía que edita una de las sociedades miembro del CNPT, la SEFAC, incide de un modo claro en estos dos aspectos: facilita al farmacéutico comunitario los conocimientos para poder transmitir a la población que acude a su farmacia mensajes claros de salud en relación con los riesgos del consumo de tabaco, y lo que es mucho más importante, las herramientas para poder ayudarles a dejar de fumar.
La OMS ha sido muy clara al decirnos que todos los sanitarios tenemos esta responsabilidad, y los farmacéuticos comunitarios son un ejemplo claro de ello al disponer de una situación privilegiada por su enorme cercanía a la población.

El manejo de un trastorno adictivo en algunos casos puede ser complicado y requerir la derivación a otros profesionales sanitarios, pero para una gran parte de la población pueden ser muy útiles intervenciones breves, que no requieren una gran especialización, pero si un mínimo de capacitación que puede aportar esta publicación"

Enlace a nota de prensa de SEFAC