Valoraciones tras cuatro años desde la entrada en vigor de la Ley Antitabaco

Desde su entrada en vigor se ha conseguido rebajar el número de fumadores hasta un 24%, los ingresos por infartos en un 11% y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares

España siempre ha sido un país de tradiciones y muy difícil cambiarlas, como el fumar. Con la entrada en vigor de la ley antitabaco el 2 de enero de 2011 se prohibió fumar en el trabajo y en todos los lugares públicos cerrados. Esto causó una alarma social entre los fumadores por romper con esa tradición de años y algunos hosteleros se sublevaron en contra de la ley.

Ahora, cuatro años después de su entrada en vigor, hemos conseguido cambiar esa tradición y sacar el tabaco a la calle, además del reconocimiento de los propios fumadores valorando que ahora se está mejor y es más saludable la estancia en estos lugares cerrados.

También se ha conseguido rebajar el número de fumadores hasta un 24%, los ingresos por infartos en un 11% y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Pero todavía son muchos los que fuman y las muertes relacionadas con el tabaco se cifran en más de 50.000 al año, una cantidad exagerada si tenemos en cuenta que estas son evitables con solo dejar de fumar.

Esperemos que estas cifras vayan bajando durante los próximos años y recuerda: el tabaco es un vicio no una necesidad, que perjudica gravemente la salud.

Fuente: 20minutos

Comentario del CNPT:

La verdad es que nos hemos acostumbrado tanto y tan rápidamente a compartir espacios sin humo de tabaco, que pareciera que había sido así toda la vida. Sin embargo, tan solo hace 4 años que podemos saborear una tapa o un exquisito plato, un buen vino, o un café con nuestras amistades , etc...sin humo que lo contamine y todo ello gracias a la Ley 42/2011 de medidas sanitarias frente al tabaquismo.

Estamos asistiendo a un cumplimiento generalizado de la Ley de tabaco en lo relativo a Espacios sin Humo, con un apoyo ejemplar de la población y escasos incumplimientos aislados. Aún así, se aprecia una relajación en el cumplimiento en el sector del ocio nocturno, incluso en centros sanitarios donde está prohibido el consumo incluso al aire libre. Por todo ello, es preciso que se incremente la función inspectora, así como recordar a la población los beneficios de los ambientes 100% libres de tabaco mediante "campañas" de sensibilización. Como refiere esta noticia, ya hay datos contrastados que muestran la disminución de enfermedades relacionadas con el tabaquismo pasivo. Otra cuestión positiva, y que ahora mismo no es tan tangible, es que estamos favoreciendo una población cuyas actitudes hacia el tabaco van a ser más saludables, puesto que para ellos lo normal es no fumar y relacionarse en espacios sin tabaco.

No hay que bajar la guardia ante los espacios libres de tabaco, y aún debemos avanzar en la prohibición del consumo de tabaco en entornos públicos destinados al ocio sean abiertos o cerrados como son los estadios deportivos, las playas, etc....y en espacios privados donde se incrementan los riesgos de los menores, como es el caso de los vehículos. Además, también se debería prohibir el uso del cigarrillo electrónico en todos los espacios, al igual que el tabaco, a tenor de los últimos estudios que muestran las sustancias tóxicas emiten al ambiente y sus potenciales efectos en la salud.