El CNPT considera oportuna la señalización de la prohibición del e-cig en lugares públicos

Esta medida fue adoptada el miércoles en el Consejo interterritorial de Sanidad y enmarcada en la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA)

Para el presidente del CNPT, Dr. Francisco Lozano, esta medida facilitará que no sea necesario disponer de distintas señalizaciones en lugares donde el consumo del cigarrillo electrónico está ya limitado, del mismo modo que el tabaco, es decir, en lugares públicos como centros escolares, transporte público y edificios de la Administración

No obstante, considera que la regulación de estos espacios no se ha llevado a cabo de una manera completa en nuestro país, y  debería extenderse a los mismos en los que no está permitido fumar, principalmente por motivos de "prudencia elemental".

Para el CNPT los cigarrillos electrónicos son un producto novedoso, que en relación con el cigarrillo convencional podrían ser mucho menos tóxicos. Al no haber combustión sino calentamiento, no se produce monóxido de carbono y además no llevan alquitrán, con lo que algunos de los productos cancerígenos del tabaco convencional no están aquí presentes. Sin embargo ? afirma el presidente del CNPT - la mayoría de ellos llevan nicotina, droga muy adictiva y muy tóxica y que al parecer si que está presente en el vapor que emiten, aunque en menor cantidad que en el humo del tabaco convencional.

Este organismo ha podido observar, en algunos trabajos, que la presencia en ese vapor de algunos componentes que no son en absoluto inocuos. En su opinión, aún se desconoce dónde está el límite de su toxicidad o cual es el efecto a largo plazo de estos productos por lo que solicitan que las autoridades sanitarias se adopten una posición "mucho más prudente y protectora".

También muestran su preocupación porque pueda volver a repetirse el "gran fallo de la ley del 2005, que permitió fumar en la hostelería, y que expuso a todo el personal que trabajaba en este sector al tabaquismo pasivo, al humo tóxico y cancerígeno de sus clientes, lo que provocó un cambio de la ley en 2.010.

Desde el CNPT se reclama que, a pesar de haberse prohibido el uso de estos dispositivos en el transporte público, centros escolares y sanitarios y dependencias de la Administración, se extienda esta regulación al resto lugares en los que está vigente la prohibición de fumar de para "no volver a perjudicar al personal laboral del sector de la hostelería".

Fuente: Médicos y pacientes