Las sanciones por fumar en espacios cerrados madrileños suben un 12% en un año

En 2014, la Agencia Antidroga de la Comunidad emitió 612 multas contra establecimientos que permitían fumar en su interior, frente a las 547 de un año antes.

La Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid impuso 612 sanciones en 2014 por incumplimiento de la Ley Antitabaco, un 12% más que el año anterior (547), según datos oficiales proporcionados por la Consejería de Sanidad.

Una estadística que no conforma a los activistas en contra del cigarrillo, que consideran que en la región no se hacen suficientes inspecciones y que se hace la vista gorda en las terrazas cerradas.

"Hemos detectado dos problemas en cumplimiento: las terrazas cerradas, y las discotecas a última hora de la noche", dice Francisco Camarelles, vicepresidente del CNPT (Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo).

Este diario pudo comprobar que propietarios de establecimientos hosteleros madrileños permiten fumar en terrazas cerradas, disponiendo de ceniceros e incluso carteles advirtiendo a los clientes de que no arrojen colillas al suelo. La policía ronda la zona pero no se ocupa de esta cuestión. "Venimos a esta terraza porque podemos fumar tranquilamente, la Ley es muy restrictiva", explica una señora que disfruta de un aperitivo y un cigarrillo junto al carrito de su nieta, quien toma el biberón en brazos de su bisabuela. "Fíjate, abren un poco para que corra el aire, yo creo que así se puede", agrega, señalando la apertura de un panel plástico de la terraza. Una apertura que no llega a ser suficiente para permitir la autorización del consumo de tabaco en la terraza. La Ley Antitabaco española establece que en el ámbito de la hostelería solo está permitido fumar en un espacio al aire libre: todo espacio no cubierto o que esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos (el techo cuenta como una pared). El encargado de un local en el que se fuma en sus dos terrazas cerradas lo justifica: "La Ley Antitabaco nos perjudica a todos". "En Madrid, la Ley Antitabaco se cumple", dice la Agencia Antidroga Pese a las quejas de los activistas, las autoridades consideran que en la región hay un alto acatamiento de la legislación antitabaco.

"En Madrid, la Ley Antitabaco se cumple", dice la Agencia Antidroga Pese a las quejas de los activistas, las autoridades consideran que en la región hay un alto acatamiento de la legislación antitabaco.

"En general, la Ley se cumple. Ha habido un cambio de hábitos. Por supuesto que hay algunos infractores, para eso vamos a inspeccionar y los sancionamos", explican desde la Agencia Antidroga de la Comunidad. El porcentaje de sanciones sobre la cantidad de denuncias se incrementó en 2014, en este caso 9,5 puntos porcentuales. El año pasado, la Comunidad de Madrid recibió 886 denuncias, sancionando un 69% del total. Se abrieron 687 expedientes sancionadores (un 77,5% de las denuncias). En 2013, en cambio, se habían recibido 920 renuncias, se abrieron 834 expedientes (el 90,6%)  y se emitieron 547 sanciones (el 59,5% del total). En este sentido, varias asociaciones antitabaco han destacado a las terrazas como puntos en los que se suele incumplir la Ley. Las causas más frecuentes del total de las denuncias, tanto por parte de las fuerzas de seguridad como de particulares son, "con gran diferencia sobre el resto", el consumo de tabaco en lugares donde su uso está prohibido y la permisividad de fumar en locales, con una amplia ventaja del sector de la hostelería, dice el Ejecutivo regional.

Del total de veinte denuncias enviadas por la Asociación No Fumadores a la Agencia Antidroga madrileña en lo que va de 2015, 19 de ellas corresponde a terrazas. "Las terrazas denunciadas siguen igual. Por ejemplo, en Plaza de España tenemos fotos de terrazas totalmente cerradas en 2013 que fueron denunciadas por nosotros entonces, y fotos de 2014 exactamente igual, como si la inspección nunca hubiese pasado por allí", dice Raquel Fernández Megina, presidenta de la Asociación No Fumadores. Desde la Asociación agregan que la Comunidad de Madrid "no responde" las denuncias más que con una frase administrativa: "Acuse de recibo, se incluye en el Plan Integral de Inspección". En total, la Asociación No Fumadores ha presentado 174 denuncias ante la Agencia Antidroga entre 2011 y 2015. "No podemos dar una respuesta personalizada a cada denuncia que nos presentan: lo que hacemos es introducirlo en el Plan Integral de Inspecciones, y vamos a inspeccionar", explican desde la Agencia Antidroga madrileña. "Poca voluntad en la Comunidad de Madrid" Desde el CNPT dicen que, en el Estado en general se respeta la Ley Antitabaco, pero que en la Comunidad de Madrid hay más laxitud.

Y el ejemplo de esto es la cantidad de inspectores que hay en toda la región para vigilar esta cuestión: diecisiete. "¿Cómo va a haber 17 inspectores para toda la Comunidad de Madrid? Así, lógicamente, no se puede inspeccionar todos los locales que se debería", explica Fernández Meginas. En este sentido, Camarelles dice que, a nivel nacional, tampocose reúne el Observatorio del Tabaquismo del Español. "El Observatorio no se reúne porque al Gobierno central no le interesa: no hay voluntad política de luchar contra el tabaquismo", señala. En ese sentido, puso como ejemplo otros países europeos, como Reino Unido, donde se han tomados medidas de cerco al tabaco tales como no dejar fumar en el interior del automóvil si hay niños dentro.

Sanciones
Infracciones leves (de 30 a 600 euros) Fumar en lugares en los que esté prohibido; no exponer carteles de prohibición de venta a menores ni de advertencia de los riesgos para la salud en los lugares de venta, etc. Prescriben al año.
Infracciones graves (de 601 hasta 10.000 euros) Habilitación de zonas para fumar en lugares donde no esté autorizado; acumulación de tres infracciones leves; venta de cigarrillos en paquetes de menos de 20 unidades; entrega de muestras gratis; descuentos: etc. Prescriben a los dos años.
Infracciones muy graves (de 10.001 hasta 600.000 euros) Publicidad en medios de comunicación y otros lugares no autorizados. En este caso incluso podría disponerse una suspensión temporal de la actividad del infractor o el cierre provisional de sus establecimientos. Prescriben a los tres años.

Fuente: 20 Minutos

Comentario a la noticia realizado por Joseba Zabala, médico de salud pública, representante de SVNPTTab, y miembro de la junta directiva del CNPT:

Vivimos el respaldo generalizado de la sociedad a los espacios sin humo, pero sin duda, las terrazas junto con el ocio nocturno son dos puntos críticos de la Ley de Tabaco 42/2010. 

Esta ley según la Sociedad Española de Epidemiología ha beneficiado a la ciudadanía y a la hostelería con una disminución del 90% en la presencia de nicotina y partículas. De igual forma este beneficio quedó patente en estudios similares en otros países europeos, como Escocia e Irlanda tras el establecimiento de leyes de espacios sin humo.

La ley de Tabaco define espacio al aire libre como aquel espacio no cubierto o todo espacio que  estando cubierto está rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos. Por esta razón es evidente que en España la gran mayoría de las terrazas ubicadas en vía pública incumple la ley, pues de facto son espacios cerrados o semicerrados  donde se fuma sin ninguna garantía de protección para los clientes no fumadores que inhalan humo de tabaco de forma involuntaria y obligada.

Pero esto no queda ahí. El estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona publicado en Nicotine & Tobacco Research en 2013 demuestra que fumar fuera influye dentro, detectando más nicotina y mayor presencia de partículas en los bares donde los clientes fumaban en el exterior.

La concentración mediana de nicotina en el ambiente en locales con fumadores en el exterior fue de 1,13 microgramos/metro cúbico (m3), mientras que en aquellos donde no se contemplaba esa opción el aire interior tenía tan solo 0,41 microgramos/ m3.

En la actualidad existe una enorme dispersión en la aplicación normativa del control de las terrazas según las diferentes comunidades autónomas. Es inaplazable que el Ministerio de Sanidad desde su Consejo Interterritorial establezca un sistema de seguimiento normativo de los expedientes sancionadores de la Ley de Tabaco para evitar la relajación en su cumplilimiento para que esta Ley sea la verdadera herramienta de Salud Pública que necesitamos.