El tabaquismo no preocupa al Gobierno

La Presidenta del CNPT denuncia falta de interés por frenar epidemia de tabaquismo

La Presidenta del CNPT, Regina Dalmau, ha mostrado el disgusto de los profesionales sanitarios y del Comité con la gestión del Gobierno en relación a la modificación de la Ley de Tabaco en nuestro país.

En la Carta al Director publicada en El País, se resume el malestar con la gestión del Gobierno Español al no hacer frente a la primera causa morbi-mortalidad prevenible como se merece, con un Plan Nacional de Control del Tabaquismo y una mayor regulación, al igual que han hecho en otros países de nuestro entorno.

Reproducimos contenido inicialmente enviado para su publicación:



"El tabaquismo no preocupa.


En septiembre de 2014 Marisol Touraine, entonces Ministra de Sanidad Francesa, lanzaba su Plan Nacional de Reducción del Tabaquismo, con tres ejes principales: evitar el inicio de los jóvenes, mejorar la ayuda al fumador para el cese del tabaco, y optimizar las políticas de control del tabaquismo introduciendo el paquete neutro de tabaco. El objetivo de fondo de este proyecto ya en marcha es avanzar hacia la primera generación sin tabaco en Francia. A los profesionales sanitarios nos hubiera gustado que la obligada transposición de la Directiva Europea de Productos de Tabaco 2014/40 se hubiera traducido en un plan nacional de prevención del tabaquismo español, que introdujera avances reales para acotar la epidemia de tabaquismo en nuestro país. y reducir así la importante carga de enfermedad y muerte prematura que acarrea. No obstante el Gobierno ha optado por  dejar pasar el tiempo y trasponer la directiva con un año y medio de retraso, mediante un Real Decreto Ley “de mínimos”, que desoye las peticiones del colectivo sanitario y organizaciones ciudadanas que solicitaban introducir avances reales en el control del tabaquismo en nuestro país. España está entre los países europeos con mayor porcentaje de fumadores, es el país europeo con la edad de inicio más precoz, y acumula 52.000 muertes al año relacionadas con el tabaquismo, muchas más que los accidentes de tráfico. Es cierto, como dijo la Ministra de Sanidad en el Congreso,  que España es de los países más longevos del mundo. Pero la longevidad se trabaja desde la infancia y la adolescencia, mediante políticas que promuevan estilos de vida saludables. El tabaquismo sigue siendo nuestro principal problema de salud pública, y los profesionales sanitarios también queremos avanzar hacia la primera generación sin tabaco. Nuestras autoridades sanitarias deben comprender que la autocomplacencia no nos conducirá a ese objetivo., y que de ellos se espera un interés mayor por reducir este problema.


 Regina Dalmau González-Gallarza


Presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo"