El cnpt cree que la dimisión del comisario europeo de salud paralizará el etiquetado genérico de las cajetillas

Esta normativa plantea el etiquetado genérico de las cajetillas de tabaco, es decir, que los paquetes vayan sin ningún tipo de logo o marca distintiva

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (Cnpt) vaticinó este lunes que la dimisión del comisario europeo de Salud, John Dalli, por supuesto tráfico de influencias, tendrá como previsible consecuencia la paralización de la directiva de la UE que establece el etiquetado genérico de las cajetillas de tabaco, de la que él fue promotor.

Esta normativa plantea el etiquetado genérico de las cajetillas de tabaco, es decir, que los paquetes vayan sin ningún tipo de logo o marca distintiva, recordó el Cnpt.

En la misma línea, la entidad apuntó que la citada directiva incluye también la prohibición de colocar publicidad en los puntos de venta, el control de los aditivos y la eliminación de algunos de ellos y la prohibición total de la existencia de máquinas expendedoras en el territorio de la UE.

Todas estas políticas de prevención y control del tabaquismo ponen en riesgo el negocio de las tabaqueras y afectarán a su cuenta de resultados en la UE, sostiene el Cnpt, que sospecha que "ha podido haber algún tipo de maniobra encaminada a paralizar tal iniciativa".

"Desde luego que la justicia debe hacer su labor e investigar si el comisario cometió tráfico de influencias, o bien si se le tendió una trampa como muchos sospechamos, pero sería un gran error paralizar la renovación de la Directiva Europea de los productos del tabaco", comentó el presidente del Cnpt, Francisco Rodríguez.

En su opinión, la directiva es una herramienta "imprescindible" para luchar contra las 500.000 muertes producidas anualmente por el consumo de tabaco en Europa.

"Nadie cree que la fecha elegida por la industria del tabaco de Suecia para atacar al comisario John Dalli sea una casualidad, es una forma muy cínica y clara de parar y dilatar en el tiempo la nueva directiva de productos del tabaco", añadió.

De acuerdo con los datos del Atlas Mundial del Tabaco, indicó el Cnpt, los ingresos por ventas de tabaco están cercanos a los 500.000 millones de dólares en 2011, y los beneficios de las seis primeras tabacaleras se aproximan a los 35.000 millones, que igualan los que sumaron en conjunto el pasado año Coca-Cola, Microsoft y McDonald's.

"Estos escandalosos beneficios", finalizó la entidad, "son lo que permiten a la industria tabaquera internacional tener destacados en Bruselas mas de 60 lobbys destinados a obtener información sobre cualquier iniciativa de la UE en relación a la regulación de productos de tabaco, con el fin de hacer fracasar dichas iniciativas o dilatarlas en el tiempo".